• ISICeloni- Institut de Salut Integral

Tratamiento del dolor con Acupuntura


El dolor es la sensación más destacada que percibe el ser humano en caso de enfermedad y es uno de los indicadores naturales de aparición más temprana. La mayoría de las enfermedades producen dolor, es raro que suceda lo contrario.

El dolor causa sufrimiento al paciente, y cuando se trata de un dolor persistente, ocasiona daños al conjunto del sistema nervioso y se manifiesta con irritabilidad, fatiga, astenia, insomnio, inapetencia e inestabilidad emocional, etc. incluso provoca o empeora otra muchas patologías. Y por otro lado el dolor es una señal de aviso del organismo de que algo no funciona correctamente, de no producirse este tipo de aviso, el resultado de no reaccionar ante el daño en forma de dolores podría ser fatal.

¿Cómo funciona la Acupuntura en el tratamiento del dolor?

La acupuntura es una terapia invasiva en cierto modo, y contraria a la tendencia natural del hombre de evitar el "daño". La inserción de agujas puede causar dolor, pero el acto en si suavizaría o eliminaría los dolores inicialmente existentes, "un dolor trata al otro dolor". Se puede decir que ésta es una característica exclusiva de la MTC (Medicina Tradicional China), no vista en otro sistemas de medicina tradicional.

La metodología en el tratamiento del dolor podría clasificase en 2 tipos:

-El método "sintomático" que se centra en el dolor y el objetivo es controlar e inhibir su percepción por parte del organismo (por ejemplo, sería el empleo de los analgésicos)

-El método "etiológico" que es el tratamiento de fondo, enfocado a erradicar los causantes del propio dolor. Aplicable sólo si se determinan correctamente las causas.

Tipos de dolor tratables con Acupuntura

  • Neuralgias: neuralgia del trigémino, cefalea neurovascular y otras algias de origen desconocido.

  • Dolores inflamatorios: dolores debidos a todo tipo de inflamación específica y no específica.

  • Dolores espasmódicos: cólico biliar, cólico renal, espasmos estomacales, etc.

  • Dolores musculares y óseos: dolor articular, lumbalgia aguda o crónica, ciática, codo de tenista, lesiones deportivas, etc

  • Dolores postoperatorios


16 vistas

© 2020 ISIceloni. Todos los derechos reservados.